Style Hotel Bogotá Occidente - Bogotá -
 
GHL Style Hotel Bogotá Occidente

“Puebleando” con Ghl Bogotá Occidente. del GHL Style Hotel Bogotá Occidente

Hotel en Bogotá

Blog

“Puebleando” con Ghl Bogotá Occidente.

Al noroccidente de Bogotá, saliendo por la Calle 80 o la conocida Autopista Medellín, a un costado del puente de Siberia, se encuentra ubicado desde hace un año, el GHL STYLE BOGOTÁ OCCIDENTE. Un hotel que responde a las necesidades de aquellos viajeros buscando hoteles en cota, en la sabana o a las afueras de Bogotá; un hotel de 127 habitaciones que da la bienvenida a la ciudad a todos los viajeros colombianos que, desde Medellín, la costa caribe y diferentes regiones del país llegan a la capital e ingresan por esa ruta.

Al tiempo, el hotel se convierte también en punto de partida para los bogotanos que cansados del ruido y el estrés capitalino pero que no logran alejarse por periodos muy largos de sus obligaciones, buscan opciones cerca de la ciudad para su placer y descanso. Desde GHL Bogotá Occidente es posible recorrer y disfrutar de una región rica en gastronomía, cultura, artesanías, arquitectura y tradición colonial, climas y paisajes.
La invitación es a descubrir el noroccidente de la sabana bogotana con GHL Style Bogotá Occidente, por lo que hemos diseñado y preparado cuatro rutas que seguro disfrutarás en un fin de semana completo y muy divertido, en pareja, amigos y/o familia.

COTA – CHIA – CAJICA

Es el recorrido clásico de la región. Son municipios que aún tienen la vocación de pueblitos cundinamarqueses pero que el crecimiento poblacional de la ciudad ha hecho que hayan crecido exponencialmente en los últimos años. A pesar de ello no deja de ser atractiva su oferta de restaurantes, especialmente los ubicados en la carretera que los une. Aún conservan paisajes naturales muy lindos que seguro te liberarán y te darán un respiro. El parque principal de Cota, el centro y la Iglesia de Chía, la capilla de la Valvanera y el parque principal de Cajicá son los principales atractivos de esta ruta. Para quienes quieran llegar un poco más lejos, en esta ruta podrán llegar hasta Zipaquirá y visitar las Salinas de Sal del municipio, uno de los patrimonios arquitectónicos, turísticos de Colombia.

TENJO – TABIO – SUBACHOQUE – EL ROSAL

Es la ruta más tradicional de la zona. Tenjo y Tabio aún conservan esa vida de pueblo, de campo de los pueblitos de casas pequeñitas, esos de antaño. El parque principal de Tenjo, con sus iglesias y sus casonas coloniales pareciera sacado de una postal que se detuvo en el tiempo. Una foto allí es obligatoria y si la toma en blanco y negro parecerá de otra época. A 15 minutos de ahí llegamos a Tabio, un rincón de paz y de amabilidad. Disfrutar de un delicioso postre, un buen café bien caliente, caminar su parque central, sus calles empedradas hasta el foro municipal, visitar sus aguas termales y el jardín botánico lo hacen un plan perfecto.

Después, la misma carretera nos llevará hacia Subachoque, uno de los pueblitos más lindos de Cundinamarca. Pararse frente a su iglesia o en el centro del parque principal y comerse un buen helado hace parte de la sugerencia. El visitante encontrará muchos restaurantes de todo tipo, cafés, tienditas de artesanías. A parte es un pueblo amable con el visitante, de calles amplias, buenas zonas de parqueo y con unos paisajes naturales a sus alrededores que lo hacen un plan para repetir.

Finalmente, esta ruta nos lleva a El Rosal, municipio que se encuentra sobre la autopista a Medellín, con una vocación muy comercial.

FUNZA – MADRID – MOSQUERA

ES quizás la zona más poblada de las rutas que nos propone GHL Bogotá Occidente. Los municipios aún conservan alguna herencia colonial de su arquitectura, especialmente en el centro. Sus parques principales, iglesias y edificios gubernamentales se mantienen conservados. De gran vocación comercial e industrial se han ido convirtiendo lentamente en municipios dormitorio de los bogotanos, pero igualmente con lindos atractivos culturales.

EL ROSAL – LA VEGA – VILLETA

Sobre la autopista Medellín, está El Rosal, en donde podrás abastecerte de gasolina, sacar dinero del cajero, comprar alguna merienda y emprender una ruta que no solo te llevará a cambiar de paisaje, también de clima. Esta ruta está diseñada para quienes quieren y desean cambiar de ambiente. Llegando a LA Vega, a 35 minutos el hotel, la sensación térmica ya es diferente, la necesidad de una cervecita fría y de una piscina se hace latente. Restaurante de todos los presupuestos y para todos los gustos se encuentra sobre la carretera o en el municipio. Más allá, a 30 minutos de recorrido adicionales, pasando un peaje, encontramos Villeta, la capital de la panela. Allí la oferta gastronómica es inmensa, piscinita – pasadía por doquier. Buena movida en el parque central en donde seguro querrá disfrutar de un buen granizado.

Por @JohnMikan.
3 Comunicaciones